El jugoso negocio de la privatización de las basuras en Bogotá

Por: Equipo de Ciudad - Cedins

La exclusión de la empresa Aguas de Bogotá de la competencia por el manejo de las basuras, en el momento de re privatización del negocio, generó una crisis ambiental y social con el despido de 3.700 trabajadoras y trabajadores del aseo de la ciudad, y con ello una afectación a la población usuaria y a miles de recicladores.

Ello evidenció que el gerente Peñalosa, con su gobierno, no supo privatizar sin dejar de prestar el servicio, y que el tema del manejo de residuos de la ciudad, hasta su disposición final, es un factor común de movilización social.  Sin que los bogotanos y bogotanas logremos articular este tipo de luchas, hay un nivel mayor de conciencia sobre la necesidad de preservar las empresas públicas, de transformar la relación dominante que tiene la ciudad con respecto a los ecosistemas naturales y los bienes como el agua, así como el mantener una relación armónica entre la producción y cultura campesina del sur rural con la ciudad.

Intereses del capital

En el proceso de licitación pública y en la adjudicación de las concesiones para el manejo de basuras y aseo, en 5 áreas de servicio exclusivo que cubren a la ciudad, se establecieron para los proponentes, condiciones de carácter técnico, jurídico, social. Sin embargo, al final solo estuvieron aptas las que financieramente garantizaron ‘viabilidad’, razón por la cual, el gerente actual de Aguas de Bogotá, experto en “reingeniería empresarial”, cercano a Francisco Santos y a sectores conservadores, anunció que esta empresa mixta no se presentaría a la licitación, pues las aseguradoras no concederían las pólizas exigidas.   

Esta situación, incluyendo las advertencias que con meses de antelación hicieron sus trabajadores, sobre el riesgo de quedar sin empleo, demuestra que ningún plan de contingencia previno ni siquiera la continuidad laboral de estas personas en el nuevo esquema, ni puso este criterio como condición. Es decir, lo que menos importó fue el derecho al trabajo y había que abrirle paso a nuevos capitales.

Sobre esta redistribución territorial del negocio de las basuras, concedido a 5 empresas, cabe resaltar que:

(i) Entre Promoambiental, Área Limpia y Bogotá Limpia, creadas en enero como sociedades futuras (figura flexible en este tipo de competencia en el mercado), destaca ésta última, cuyo capital pertenece a la multinacional de infraestructura HIDALGO E HIDALGO COLOMBIA S.A.S., presente en Perú, Panamá, Ecuador y Colombia;

(ii) Empresas como Limpieza Metropolitana y Ciudad Limpia, que vienen desde cuando Andrés Pastrana fue alcalde, han aprovechado el jugoso negocio y avanzan en su posicionamiento en ciudades grandes, emergentes y atractivas por su urbanización creciente (Neiva, Zipaquirá, Cúcuta);

(iii) Se minimizó intencionalmente la capacidad de Aguas de Bogotá como actor en el sector público y se detuvo cualquier proceso de posible formalización laboral. El objetivo está hoy claro, la reestructuración en la recolección de basuras era para repartir a capitales privados el segmento que tenía la empresa mixta Aguas de Bogotá.

Aparentemente cada una de las empresas nuevas fueron aceptadas porque demostraban de manera directa o indirecta experiencia en este campo. Sin embargo este argumento empieza a ser poco solido al ver como cada una de ellas se ha visto envuelta, en situaciones legales ya sea por incumplimiento de sus funciones o por  la ejecución indebida de dineros de en algunos de los contratos que han tendido con instituciones estales dentro y fuera del país, previo o posterior a la contratación por parte del distrito.

Promoambiental Distrito, fue creada en enero de este año, tiene su casa matriz en  la ciudad de Cali y respaldo de capitales mexicanos, se constituye como empresa en el año 2009. Es la que más críticas ha tenido por su deficiente desempeño, además es la única con demandas jurídicas, por la deficiencia en el servicio, y es hasta el momento la única sancionada. “La Alcaldía Mayor de Bogotá informó que inició el proceso sancionatorio en contra del operador Promoambiental Distrito S.A, encargado del Área de Servicio Exclusivo (ASE) número 1, por la presunta ejecución inadecuada de las obligaciones de recolección, barrido y limpieza de algunas de las zonas de dicha ASE”.(1)

La segunda  Área Limpia, con capitales mexicanos y españoles, creada como sociedad en enero del presente año, no establece en su página oficial https://www.arealimpia.com.co/, datos concretos de su trayectoria historia misión y visión, información que debe estar disponible al público en general, más cuando la trayectoria era uno de los  criterios de selección.

La tercera Bogotá Limpia, creada en enero como las dos anteriores, pertenece a la multinacional ecuatoriana de infraestructura Hidalgo E Hidalgo, presente en Perú, Panamá, Ecuador y Colombia. Multinacional que para el año 2015 estuvo implicada en un  caso de corrupción en Panamá, por haber ganado la construcción de un proyecto agropecuario que nunca se realizó. “La historia que tiene en problemas a esta firma en Panamá se relaciona con un contrato que ganó para el estudio, el diseño y la construcción de un proyecto agropecuario en el valle de Tonosí (centro de Panamá) valorado en 155 millones de dólares. Esta obra nunca se construyó, pero además, al parecer, hubo prebendas a funcionarios entre los cuales estaría el ex vicepresidente de esa nación Felipe Virzi, detenido el jueves 4 de junio. Actualmente, el gobierno de Juan Carlos Varela adelanta un pleito penal”.(2)

Esta misma multinacional es contratista para la construcción de la vía entre Santander de Quilichao y Popayán, contrato que también tiene problemas de incumplimiento  “La firma Hidalgo e Hidalgo, que hace parte de un consorcio que busca quedarse con una de las cinco áreas exclusivas de aseo en Bogotá, tiene un contrato junto con el grupo Solarte para la construcción de la vía entre Santander de Quilichao y Popayán, con un retraso de obra de dos años”.(3)

La cuarta empresa,  Limpieza Metropolitana LIME, de capitales argentinos, fue creada en 1989 y fue una de las empresas que desplazó a la antigua Empresa Distrital de Servicios Públicos EDIS. El año anterior la Contraloría emitió un fallo de responsabilidad fiscal contra  funcionarios de la UAESP  y empresas prestadoras del servicio de basura  por $ 47. 425 millones, por contratación indebida y cobro excesivo  de tarifas a los usuarios donde aparece LIME como una de las implicadas. “Mediante Auto del 9 de octubre del año en curso, el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, confirmó el fallo en contra de cuatro concesionarios del servicio público de aseo en el Distrito Capital, una entidad fiduciaria y nueve ex funcionarios directivos de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá (UAESP), por contratos celebrados entre los años 2008 y 2011. Los recursos públicos menoscabados se manejaron a través del esquema de fideicomiso constituido por los concesionarios CONSORCIO ASEO CAPITAL S.A. ESP, ASEO TÉCNICO DE LA SABANA –ATESA S.A. ESP, CIUDAD LIMPIA BOGOTÁ S.A. ESP y LIMPIEZA METROPOLITANA S.A. ESP, con la FIDUCIARIA BANCOLOMBIA S.A., el cual se denominó “Bolsa General del Esquema de Aseo”.(4)

La quinta empresa Ciudad Limpia, empresa creada en 1989, opera además de Bogotá  en Cali y Neiva en esta última  con un contrato a  20 años el cual pide ser renegociado por la alcaldía y las Ceibas, Empresas Públicas de Neiva. “La Alcaldía de Neiva y Las Ceibas, Empresas Públicas de Neiva, remitieron a la gerencia de Ciudad Limpia S.A., un memorial de 42 páginas en el que piden renegociar el contrato suscrito en noviembre del año 2013 con la anterior administración (Pedro Suárez), cuyo objeto es la gestión, operación y prestación integral del servicio público de aseo en la ciudad de Neiva y los centros poblados de Caguán y Fortalecillas. El documento presenta un completo análisis técnico y jurídico, donde se cuestionan muchos aspectos, como el tipo de contrato –catalogado como híbrido y un exabrupto legal- y el tiempo de la concesión (20 años que terminan en el 2033), así como la ausencia de cláusulas esenciales, entre éstas, la reversión. El principal conflicto se relaciona con el desequilibrio económico en favor del contratista” (5); y que también está implicada en el fallo emitido el año pasado por la Contraloría, por contratación indebida.

Las situaciones judiciales de las 5 empresas ponen en entre dicho el proceso de licitación, del cual a finales de este año se dijo que era el más transparente de los últimos años en este campo.  “El alcalde mayor, Enrique Peñalosa, dijo que esto muestra que las empresas tenían claridad de que había transparencia, que había la posibilidad de ganar, que no había ningún sesgo a favor de nada y de nadie. Los únicos que ganan son los ciudadanos que van a poder tener un excelente servicio al menor costo posible. En rueda de prensa, la directora de la Uaesp, Beatriz Elena Cárdenas Casas, dijo que esta alta participación significa “credibilidad, transparencia y honestidad en este proceso licitatorio”, al tiempo que destacó la participación de por lo menos ocho países extranjeros, que genera confianza y credibilidad en la inversión extranjera, en la nacional y en los propios bogotanos”.(6)

Los afectados por estos negocios

Los usuarios afectados, por su parte, se multiplicaron en zonas inesperadas como Teusaquillo, donde se presentaron cierres viales con bolsas de basura; las miradas de transeúntes continúan deteniéndose en los residuos a la vista. Andenes y calles del centro internacional y barrios estrato 3 y 4 continúan inundados de basura, ni que decir de barrios populares.

Una de las empresas privadas operadora de estos servicios,  como  ya se había dicho está siendo investigada para imponerle una sanción por parte del Distrito, por demoras en la recolección; sin embargo, esa misma empresa se defiende informando de la insuficiencia de los camiones recolectores. Esto recuerda que las empresas operan sobre la infratesructura y maquinaria pública, con mínima inversión y riesgo. El alcalde neoliberal no logró privatizar sin traumatismos este servicio, ni siquiera garantizando las condiciones para las empresas que, en concesión, se lucran de nuestras basura.

A más de un  mes de ejecución del nuevo esquema de aseo, en el que según el Distrito, a través de la UAESP, considera que ha sido oportuna la prestación del servicio público ahora llamado ‘esencial’, se reafirma que el modelo de ciudad neoliberal y su gobierno se empeñan en negar no solo el derecho al trabajo, sino a un ambiente sano. Para colmo de males, la justicia opera a favor del capital y el alcalde logró, con su influencia en el Tribunal Superior de Cundinamarca y en la Fiscalía, declarar ilegal el paro de las/os trabajadores. Altos funcionarios aducen que este cese de actividades es un delito ambiental, mientras que trabajadores están siendo afectados, no solo por el desempleo, sino por la negación de los derechos sindicales.

NOTAS

(1)https://www.bluradio.com/bogota/sancionan-operador-promoambiental-por-incumplimiento-en-recoleccion-de-basuras-170063
(2)http://www.semana.com/nacion/articulo/hidalgo-hidalgo-cuestionada-en-panama-tiene-contratos-en-colombia/431661-3. | 6/17/201
(3)http://caracol.com.co/emisora/2017/12/28/bogota/html
(4)http://elnuevosiglo.com.co/articulos/10-2017-en-firme-fallo-fiscal-contra-9-exdirectivos-dela-uaesp
(5)https://www.diariodelhuila.com/las-ceibas-exige-a-ciudad-limpia-el-pago-de-mas-de-13-mil-millones. Noviembre 19 de 2017
(6)http://www.eltiempo.com/bogota/los-grupos-en-la-licitacion-del-aseo-en-bogota.18 de diciembre 2017