Memorias: Seminario Internacional Ciudades y Acumulación de Capital

En el marco del 50ª aniversario del Instituto Nacional Sindical CED-INS, nos hemos propuesto continuar con la generación de debates y reflexiones que contribuyan al fortalecimiento político e ideológico de las organizaciones populares en Colombia, para lo cual presentamos las memorias del Seminario internacional Ciudades: Acumulación de Capital y Alternativas Sociales, realizado los días 25 y 26 de febrero del 2015, este seminario dirige la mirada sobre las ciudades y las dinámicas de acumulación de capital buscando hacer un aporte al movimiento popular urbano en reconstrucción, reconociendo que las luchas sociales y políticas en Colombia seguirán incompletas sin las luchas urbanas, las cuales deben encontrar sus propias formas y propuestas ante la necesidad de descubrir nuevos caminos de acción y construcción desde la ciudad.

Para avanzar en este propósito presentamos los aportes de compañera/os, dirigentes sociales y políticos y del movimiento urbano popular de Nuestra América a quienes extendemos nuestro fraterno agradecimiento y de nuevo, un cálido saludo: Al Profesor Emilio Pradilla Cobos, colombiano de nacimiento, investigador comprometido con los movimientos sociales y la izquierda mexicana. El profesor Emilio es, en nuestra opinión, un investigador de  la ciudad latinoamericana vivida desde adentro, con quien compartiremos visiones y propuestas.

A Ricardo Pérez dirigente nacional del Sindicato Mexicano de Electricistas SME, una de las organizaciones que resiste la embestida neoliberal y mafiosa que afecta a nuestro hermano país. Desde Colombia nos solidarizamos en estos momentos de represión e impunidad que afecta a los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa y de todo el país. México volverá por los caminos de la dignidad.

A Carina López, dirigente del Frente Popular Darío Santillán FPDS, de Argentina, proceso que innovó en las formas de hacer trabajo urbano en medio de la crisis de principios de los años 2000 y hoy avanza en la construcción de alternativas de economías urbanas, educativas y culturales. Mucho aprenderemos de Carina.

A Maribel Gordón, dirigente de Frente Nacional por la Defensa de los derechos sociales FRENADESO y del Frente Amplio por la Democracia de Panamá. Maribel representa al digno pueblo panameño que ha luchado por la autodeterminación y la democracia con ahínco, teniendo que enfrentar en directo las intromisiones norteamericanas.

A Mario Rodríguez de la red de la diversidad de Bolivia – Fundación  Wayna Tambo quienes cuentan con una rica experiencia en construir economías propias desde las raíces. La Bolivia que también abrió caminos de lucha urbana a través de las guerras por el agua y el gas y que va encontrando su camino de autonomía.

A Manu García, quien hace parte del renacer de los movimientos urbanos chilenos en su vertiente libertaria, movimientos estudiantiles, barriales, sindicales, juveniles que empujan por un definitivo paso a la democracia.

A nuestro amigo y compañero Carlos Torres, bogotano y urbanista, docente y activista con quien venimos compartiendo iniciativas y proyectos y finalmente al equipo de Ciudad de Cedins y a nuestra compañera Elizabeth Martínez por hacer posible este seminario, por los aportes y las reflexiones y por enseñarnos la importancia de persistir en las iniciativas urbanas, en la lucha, aunque los caminos se nos presenten bifurcados.

En el 50ª aniversario del INS, también se generaron aportes en  otros temas que hacen parte de los actuales campos de trabajo, entre ellos, el documento Los territorios frente a la minería. Debates y alternativas alrededor de la problemática minera en Colombia, el Seminario Movimiento social y político para enfrentar la debacle capitalista, espacios e iniciativas que fueron posibles por el trabajo y el compromiso de hombres y mujeres que hoy hacen parte de Cedins, a ellos y ellas un fraterno reconocimiento por mantener viva la esperanza.

Vivir los 50 años del Instituto Nacional Sindical implica reconocerlo en su trayectoria y retornar a sus orígenes, a sus raíces en los años 60. La década los 60s fue de rebeldías, sueños y propuestas; de grandes convulsiones y movimientos políticos y culturales. Colombia, con sus particularidades no escapo al espíritu de esos tiempos, dando origen en el terreno social a expresiones que marcaron la historia: el frente unido de Camilo Torres Restrepo, el movimiento campesino que recuperó la ANUC para los intereses de los de abajo, un movimiento estudiantil que conmovió el país y, en el terreno de las y los obreros y trabajadores, se gestó la construcción del Sindicalismo Independiente y Clasista, que rompiendo los moldes que le imponían al movimiento la iglesia y los partidos tradicionales, liberó mediante nuevas formas, propuestas y estilos al movimiento sindical: en el seno de este movimiento surgió el instituto Nacional Sindical.

El primero de mayo de 1965 y bajo la influencia de variadas corrientes de pensamiento de izquierdas, en un contexto donde aún los movimientos se identificaban como maoístas, trotskistas, marxistas o libertarios se funda esta escuela inicialmente sindical y luego sindical, campesina, barrial y popular. Los archivos dan cuenta de los importantes debates pedagógicos y políticos de la época, pero principalmente de lo que ha sido la característica central de esta escuela: su vinculación orgánica a las organizaciones y movimientos sociales. El INS no ha sido una organización externa a los movimientos, ha sido parte constitutiva de ellos y eso la ha diferenciado finalmente de otros centros de educación e investigación.  

El Instituto ha sido el centro de trabajo de importantes educadores/as, investigadores/as, pensadores/as, dirigentes sociales y artistas; basta recordar y nos excusamos por no mencionar a todos y todas, el aporte que desde el INS hicieron: Nirma Zárate y su Taller  4 Rojo, los músicos populares Jorge Velosa y Pedro Garavito, los abogados laboralistas Marcel Silva, Pablo González y Romero Buj, los educadores y activistas sociales Hildebrando Vélez y Pacho Castillo, por mencionar solo alguno/as de los cientos de mujeres y hombres que han forjado la historia del INS.

Pero el presente y el futuro son aún más demandantes. En los últimos años hemos recorrido un camino y el INS ha puesto su granito de arena en la construcción de importantes movimientos sociales. El INS siguiendo su tradición de articulación orgánica al movimiento, hace parte del Congreso de los Pueblos, y desde ahí sigue haciendo educación, investigación y cultura, aporta a la construcción político – pedagógica de las organizaciones campesinas y sindicales, insiste en la construcción del movimiento popular urbano y en nuevos enfoques y renovadas lecturas acerca de la ciudad.

Para el INS es fundamental la construcción de pensamiento propio, arraigado en las realidades de los pueblos del campo y la ciudad, nos movemos desde un marxismo aplicado, vivo, no dogmático que ayude a resolver problemas y abra caminos. Ante la ofensiva neoliberal y extractivista estamos en los procesos de lucha contra el despojo; ante el dogmatismo del pensamiento neoliberal rescatamos la necesidad de una cultura popular, de fuerte arraigo nuestroamericano; ante la ofensiva del capital sobre el trabajo pensamos que hay que centrar esfuerzos en reconstruir el sindicalismo en perspectiva de un nuevo movimiento obrero, mirando el conjunto de sujetos que componen hoy el mundo del trabajo.

A los equipos de trabajo de Cedins, a las y los participantes e invitada/os al seminario, a nuestras compañeras y compañeros de lucha un especial agradecimiento por hacer posible el 50ª aniversario del INS y una fraternal invitación a que el debate y la reflexión, los análisis y las propuestas, las acciones e iniciativas fluyan comprometidos con la transformación de la realidad.
Instituto Nacional Sindical 50 años ¡presente!

Milena Ochoa Larrotta
Directora
CEDINS

Descargar el libro