Culmina con éxito la primera Escuela Política del Coordinador Nacional Agrario CNA.

En el municipio de San Agustín (Huila) se realizó la VI sesión de la Escuela Política Intercultural "Sembrando Resistencias" del Coordinador Nacional Agrario. La sesión, que se extendió entre el 22 y el 30 de Octubre, culmina el primer ciclo de formación de la dirigencia nacional de los diversos procesos campesinos, indígenas y afro que componen el CNA.

El principal objetivo de la Escuela fue formar 30 nuevos dirigentes nacionales; mujeres y hombres, que aportarán a las luchas por la defensa del territorio, por la soberanía nacional, la reforma agraria y la vida digna de todos los colombianos.  Este proceso formativo se desarrolló entre agosto de 2010 y octubre de 2012, teniendo como sedes a la región del Catatumbo, el departamento de Chocó, la región del Sumapaz, el sur de Nariño, el Magdalena Medio y el sur del Huila.

La escuela se diseñó tomando como base la  práctica de la educación popular y tuvo como principales ejes de trabajo: los conflictos territoriales suscitados por agronegocios, minería e infraestructura; análisis de políticas públicas, plan de desarrollo y leyes del despojo; análisis de contexto nacional, latinoamericano y mundial; Intercambio de experiencias organizativas; Plataforma Política del CNA y los Mandatos del Congreso de los Pueblos.

En la ceremonia de graduación intervinieron Alberto Castilla, actual presidente del CNA y vocero del Congreso de los Pueblos, los graduandos Didier Suárez y Bella Mary Bravo, los integrantes del equipo de tierras del Instituto Nacional Sindical Alejandro Mantilla y Milena Ochoa, así como los dirigentes Germán Bedoya, Robert Daza y Ricardo Herrera, del equipo nacional del CNA. 

Dentro del discurso de los graduandos se destaca:

"Nos han sembrado la resistencia y de la misma manera la hemos sabido sembrar, en nuestras familias, nuestros procesos y en nuestros territorios, ahora tenemos el compromiso de continuar cuidando y abonando estas semillas de lucha que darán sus frutos gracias al esfuerzo y la dedicación de esos personajes, algunos ya ausentados y otros que siguen tan vivos como las luchas de los que ya no están, seres que hicieron germinar este C.N.A, el cual ha sido desde entonces un árbol frondoso que cobija nuestras comunidades y nos arraiga a nuestros territorios desde la diversidad de pensamientos.

Nuestra cultura ha sido enriquecida, desde los territorios hemos llegado con alegría y disposición de aprender y enseñar sin perder nuestra identidad, por eso han hecho parte de nuestro equipaje, las habas de pasto, el borojo chocoano, el café y el pan catatumbero, los dulces antioqueños, los blanqueados del Huila, las cocadas del Sur de Bolívar, las obleas de Bogotá, así mismo la música, el baile, la espiritualidad, los chistes y las diferentes formas de ser de cada uno. Hoy podemos afirmar que tenemos de cada compañero y compañera una parte que la hemos hecho nuestra, la construcción y transmisión de cultura, no solo nos alimenta como personas, también caminan hacia las comunidades y es ahí cuando la visión de nación se expresa en la identificación de los conflictos territoriales, el análisis de coyuntura o las propuestas de país.  Este momento ratifica nuestro compromiso de continuar caminando en laconstrucción de una mejor sociedad; por eso:
Todos el futuro, vamos a forjar, Con el puño arriba, somos C.N.A"