Al valiente magisterio colombiano

La Fuerza Nacional Magisterial – FUNAMA, saluda la capacidad de organización y entrega de todo el magisterio colombiano. La valentía demostrada en las calles, la acción de concienciación que se viene desarrollando con las y los estudiantes y padres y madres de familia rebasa cualquier proyecto pedagógico hacia lo que significa la defensa del Derecho a la Educación.

FUNAMA desde esta tribuna hace el llamado a que no nos dejemos desviar de nuestra tarea de movilización y confrontación a las políticas neoliberales y que pongamos al centro todo el empeño por mantener la unidad en este paro, porque como dice el adagio popular “ahora o nunca”. No se puede dar el brazo a torcer, bien sabemos el talante mentiroso y embaucador de este gobierno.

En esta dura lucha por defender una Educación Digna y pública para todos y todas, hemos salido a luchar en cada una de las regiones en las que hacemos presencia hombro con hombro con todas y todos aquellos que son conscientes de la necesidad de una educación que llene las expectativas de estudiantes, padres, madres, maestras y maestros y que además se dignifique la profesión docente que viene siendo asaltada y vilipendiada por todos los entes gubernamentales.

Notamos que el pliego en algunos casos no recoge las verdaderas necesidades del magisterio, en cuanto a la salud, estamos convencidos que para que ésta sea en realidad un Derecho, debe eliminarse la intermediación en la prestación del servicio. Para el caso del mecanismo para ascenso y/o reubicación de los compañeros y compañeras regidos por el Decreto 1278, si bien la regla fiscal es quien determina, no estamos de acuerdo con la continuidad de la ECDF, la herramienta debe ser a través del mejoramiento académico, la experiencia o la producción académica, sin embargo, es nuestro deber respaldar no sólo a los maestros y maestras de este país, sino a toda la comunidad en general que hoy persiste a través de la lucha en dar la importancia a la educación en contra de las mentiras y demagogia del Gobierno Nacional. Nuestra lucha es porque haya una política de Estado que eleve de manera considerable el porcentaje del Producto Interno Bruto para el sistema educativo (7.5%), la educación de la sociedad colombiana no puede ser más el resorte de la crisis fiscal en que la corrupción tiene metidas las finanzas del país.

Creemos que el comité ejecutivo tiene una buena oportunidad para salvaguardar los Derechos tanto de nuestro pueblo a través de la defensa de la educación, como de todo el magisterio. Estamos ante la posibilidad de que se enmienden los errores del pasado, esperamos que la dirigencia sindical este a la altura de la movilización y no se equivoque nuevamente, estamos en máxima alerta en cuanto a la manera como se debe asumir la etapa final de este movimiento, la fuerza de éste no radica en quienes lo dirigen solamente, sino en los que se comprometen con el mismo; por ello dado que este es un momento clave en la historia de la lucha de las maestras y los maestros colombianos para avanzar en el logro del objetivo fundamental sobre la financiación de la Educación Pública, exigimos que cualquier acuerdo a que se llegue sea refrendado por el magisterio en un ejercicio real de democracia sindical.

Seguiremos participando con firmeza en todas las jornadas orientadas en el marco de esta movilización. No nos rendiremos ante las amenazas y señalamientos del gobierno nacional porque estamos convencidos que “Una Escuela Popular es posible y Otra Práctica Sindical es Urgente”

¡VIVA EL PARO CARAJO!
¡LA EDUCACIÓN SE RESPETA CARAJO!
PÁRESE DURO MAESTRX
YO APOYO A MI PROFE