Plan de desarrollo: Verde por fuera, podrido por dentro

Por : Equipo de investigación sobre territorio y extractivismo. CED-INS.
Se abrió el debate sobre el plan de desarrollo del segundo gobierno de Santos. A grandes rasgos, el plan expone la profundización del modelo neoliberal extractivista que se aceleró durante el gobierno de Uribe y que continúa en el gobierno de Santos. A pesar de la aparente distancia, los trinos insultantes y el circo mediático, los gobiernos de Santos y Uribe tienen las mismas políticas económicas que apuntan a la explotación intensiva de recursos naturales, a pesar de todas las implicaciones que esto conlleva.  

El senador Alberto Castilla publicó recientemente un interesante análisis de las bases argumentativas de este plan de desarrollo.*

Al estudiar el proyecto de ley con el que pretende ser aprobado el plan, se encuentran alarmantes disposiciones que buscan pasar por alto el código de minas, el sistema nacional ambiental, e incluso que atentan contra principios constitucionales ante la inminente declaratoria  de zonas de utilidad pública e interés social en varias regiones del país.

Algunos de los artículos más sobresalientes se comentan a continuación:

Artículo 18. En el que se incentiva a los pequeños mineros a llegar acuerdos de explotación con los dueños de los títulos. Es decir, dictamina que los pequeños mineros empiecen a pagarle renta a compañías que titularon sus zonas de trabajo desconociendo sus derechos ancestrales de uso, bajo el formato de “subcontratos de formalización minera”.

Artículo 19. En este el gobierno nacional establece los mecanismos para la definición de “áreas de reserva para el desarrollo minero”, que serán otorgadas a empresas a través de “Contratos Especiales de Exploración y Explotación”. Mediante mecanismos que serán decididos por la autoridad minera. Las áreas de reserva para el desarrollo minero alcanzan 25,2 millones de hectáreas. **

Artículos 20 al 25. En el que aparecen sustanciales modificaciones al código de minas, entre las que sobresalen: sanciones, la potestad de la autoridad minera para integrar títulos y un nuevo canon superficiario.

Artículo 27 y 28. Con el que se abren posibilidades de renegociación de contratos petroleros.

Artículo 48 y 49. Con el cual las autoridades como ministerios pueden declarar cualquier proyecto como de utilidad pública e interés social, con la cual se le entregan mecanismos jurídicos a las empresas para la expropiación de tierras en el área de los proyectos.

Artículo 59, parágrafo 1. En el que prácticamente se permite la ejecución de los contratos de minería e hidrocarburos en zonas de páramo. Lo que desencadenará nuevos conflictos en zonas de proyectos mineros como en Santurbán.  

Artículo 164. En el que se le atribuyen a las autoridades ambientales (CAR) la potestad de elaborar los términos de referencia específicos para cada proyecto.

Artículo 165. En el que se reducen aún más los tiempos de entrega de Licencias Ambientales.  En el anterior caso se consideraban máximo 200 días, en el proyecto se contemplan 90. Lo que era conocido como licencias ambientales exprés, y que generó una fuerte controversia el año pasado. No obstante se vuelve a insistir en unos procedimientos que atentan contra el sentido mismo de la ley 99 del 93.

Irónicamente, en el artículo 120 se crea el Sistema Integral de Prevención y Gestión de Conflictos, “orientado a generar alertas tempranas que permitan, en ejercicio del diálogo democrático, evitar conflictos sociales, económicos y ambientales”. El plan de desarrollo parece anticiparse al incremento de las movilizaciones sociales y conflictos que puede llegar a ocasionar.

El articulado del proyecto de ley del plan de desarrollo, evidencia la clara intencionalidad del gobierno de Santos de profundizar en el modelo extractivo, a pesar de la intensificación de los conflictos territoriales que este modelo ha causado  a lo largo y ancho del país, desconociendo principios constitucionales y afectando derechos de pueblos y ciudadanos.
----
* (http://www.elespectador.com/opinion/de-micos-y-locomotoras-el-plan-de-desarrollo-de-santos-columna-544572)

** Areas de reserva minera: Importancia estratégica y confusión general. Maria del Pilar Pardo. En: razonpublica.com