4to Festival Nacional de Arte a la Esquina y la Vereda

A partir del 9 y hasta el 12 de diciembre se llevará a cabo el Festival Nacional de Arte a la Esquina y la Vereda, el cual convoca a colectividades y agrupaciones artísticas de todo el territorio nacional a participar en su cuarta versión con sede anfitriona en el departamento de Antioquia, Valle de Aburrá.

El Festival Nacional de Arte a la Esquina y a la Vereda es un proceso cultural artístico de carácter nacional, autónomo, amplio y pluralista que tiene el propósito de fomentar la circulación alternativa y no oficial del arte, permitiendo el encuentro e intercambio de experiencias en el desarrollo de iniciativas artísticas comunitarias. Se tiene como escenario esquinas y veredas que habitan aquellos pobladores que tienen acceso limitado a este tipo de espectáculos, generando un ambiente de contención contra-hegemónica, elevando el espíritu crítico de la colectividad participante.

Los consensos colectivos en ejercicio asambleario, en versiones anteriores del festival, han concluido en la necesidad de articular un movimiento nacional artístico que haga contrapeso a la cultura consumista y superficial del sistema hegemónico actual.

Ven, aún puedes participar, informes: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


Cerro Quita Sol

Durante los días 14 y 15 de Octubre en la ciudad de Medellín nos reunimos artistas, promotores, educadores y educadoras a debatir y preparar el IV Festival Nacional de Arte y Cultura a la Esquina y la Vereda. Aquí las notas de una participante.

“Cuando escribo, pretendo recuperar algunas certezas que puedan animar a vivir y  a ayudar a los demás a mirar”. Eduardo Galeano.

Más allá de  los cerros tutelares y de los humedales de Bogotá por cuyos márgenes cruzo a diario, un poco más al occidente, sobre la cordillera central de los Andes, en el departamento de Antioquia, se levanta una ciudad de gentes y montañas. En esta ciudad hay lugares en donde la esperanza no se pierde. Un poco más allá, al norte  del río Medellín, en la zona metropolitana, como escondido entre las nubes que cubren el Valle de Aburrá, está este lugar de gente alegre y muy trabajadora, gente humilde, gente madre, gente hijos, gente estudiantes, gente artistas, gente que se levantan todas las mañanas a los pies del Cerro Quita Sol, que se alza impetuoso e imponente sobre esas tierras.

Leer más...

El Fernando Soto Aparicio que conocí

Por: José Garzón

Recuerdo muy bien que mi profesor de español nos pidió que leyéramos, apenas iniciando el bachillerato, La Rebelión de las Ratas (1962). A mí, al igual que a casi todos mis compañeros de aquel colegio distrital ubicado en Ciudad Bolívar en Bogotá, me pareció exagerado el cúmulo de lectura que se nos requirió y de entrada recibimos la indicación con incomodidad, pues el hábito de leer no era nuestro mejor atributo, no así el de hacer piruetas con el balón de microfútbol. Con todo, la indicación fue dada y ésta sería objeto de un reporte de lectura que haría parte de la calificación de la materia.

Leer más...


Gays y mineros: una lucha por el orgullo

Por: Lisbeth Montaña E. - Cedins

"Gays y lesbianas ayudan a los mineros", fue una consigna agitada con constancia en la marcha del orgullo gay de 1984. Quienes la pronunciaban era un grupo de gays y lesbianas preocupados por la situación de los mineros del norte de Inglaterra, sur de Escocia e Irlanda.

Su acción solidaria deviene del rechazo que profesaban a Margaret Thatcher, cuyas decisiones políticas procuraban más ganancia para el empresariado (en esta ocasión cerrando las minas) a costa del bienestar y los derechos de los trabajadores y sus familias.

Leer más...